Para saber si hubo coimas
Imputaron a Gustavo Arribas por el cobro de sobornos
El fiscal federal Federico Delgado solicitó una serie de medidas judiciales para determinar si el titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, estuvo involucrado en el cobro de sobornos que reveló un cambista brasileño condenado en el Lava Jato.

Se complica la situación judicial y política del titular de los servicios de inteligencia, Gustavo Arribas. El fiscal federal Federico Delgado requirió hoy el inicio de una investigación penal "a fin de chequear" la denuncia y la información periodística que vinculan a Arribas con cobro de coimas de la constructora brasilera Odebrecht.

El funcionario del Ministerio Público pidió al juez federal Rodolfo Canicoba Corral que exija a la justicia brasileña el envío de los testimonios obtenidos -mediante “delación premiada”- de Leonardo y Leandro Meirelles, y de Alberto Youssef, quienes declararon en el marco del caso conocido como Lava Jato.

Delgado también pidió que se le tome declaración vía Skype al cambista brasilero Leonardo Meirelles, que habría confesado supuestas transferencias bancarias a Arribas. El fiscal le pidió al magistrado que requiera al banco suizo Credit Suisse información sobre las transferencias registradas entre los días 25 y 27 de septiembre de 2013 "en la cuenta 373645-5, perteneciente a Gustavo Arribas” y que, además, se realice un peritaje informático para determinar su fueron alterados los datos sobre sus movimientos.

En el plano político, la situación de Arribas generó un cimbronazo interno en la alianza Cambiemos. La diputada Elisa Carrió ratificó y amplió su denuncia contra Arribas incorporando una grave acusación contra la número 2 de la AFI, Silvia Majdalani. “Hace espionaje contra una persona central del Gobierno como soy yo", dijo Carrió al salir de Tribunales. 

"El acuerdo es irrevocable con Macri. Él sabe que yo voy a denunciar y él quiere que los funcionarios expliquen. La Justicia está actuando, hice lo que tenía que hacer", señaló.

Como respuesta al pedido de Carrió, Delgado pidió al juez de la causa que designe expertos paraauditar los equipos electrónicos de la diputada, “a fin de establecer si fueron objeto de interceptaciones o hackeos”. 

Por último, el fiscal Delgado hizo lugar a un pedido del ex diputado Mario Cafiero, quien exigió una inspección de la Unidad de Información Financiera (UIF), entidad que había sido alertada en abril de 2016 sobre los movimientos sospechosos en las cuentas de Arribas.